Consejos para cuidar el agua

En la cocina

Luego de lavar los platos, puedes reutilizar el agua en el jardín

  cuida-en-la-cocina  

  • Si vas a comprar o renovar un electrodoméstico, preere aquellos con etiqueta ecológica y elige los de menor consumo de agua.
  • Utiliza baldes para limpiar vidrios y pisos, uno para lavar y otro para enjuagar.
  • Cuando limpies la cocina, utiliza un recipiente para lavar los muebles y procura usar limpiadores biodegradables.
  • Opta por servilletas o papel secante para quitar toda la grasa del sartén antes de lavarlo, así usarás mucho menos lavalozas y agua para su limpieza.
  • No abras la llave del lavaplatos al máximo, sólo necesitas un poco para lavar o enjuagar.
  • Junta agua en un recipiente para lavar la loza, así no tendrás que dejar la llave corriendo.
  • Al descongelar alimentos o carnes, evita hacerlo bajo el chorro de agua. Sácalos del refrigerador la noche antes.
  • Para lavar las verduras o frutas, usa un recipiente con agua limpia. Después podrás utilizar esa misma agua para regar las plantas.
  • No uses el agua para arrastrar cáscaras o residuos por el drenaje, échalos al tarro de la basura.
  • Lava los platos inmediatamente después de comer. Si no, los restos de comida quedarán pegados y necesitarás más agua y jabón para quitarlos.

En el baño

Toma duchas breves y procura cerrar el agua mientras te jabonas o lavas tu cabello.

cuida-en-el-baño

  • Revisa que las llaves de la ducha, la tina y el lavamanos no tengan goteras. Si las tienen, pide que las revisen y si es necesario, cámbialas de inmediato.
  • Utiliza un recipiente para la limpieza del lavamanos, la tina y el inodoro, y lávalos en ese orden.
  • Usa jabones y shampoo biodegradables: necesitarás menos agua para enjuagar y no contienen fosfatos que contaminan el agua.
  • No te afeites o laves tus dientes mientras estás en la ducha.
  • Prefiere las duchas a los baños de tina, llenar la bañera necesita unos 150 litros más que los utilizados en una ducha corta.
  • No tires papel higiénico u otros desechos a la taza del inodoro, ya que puedes tapar los drenajes.
  • Si tu estanque se estanca tras tirar de la cadena, repáralo o cámbialo de inmediato.
  • No dejes correr el agua del lavamanos mientras te jabonas o afeitas. Se pierden unos 20 litros de agua cada 2 minutos.
  • Usa un vaso al lavar tus dientes: sólo necesitarás la mitad para enjuagar tu boca y el resto para limpiar tu cepillo.

En la lavandería

No ponga la lavadora en funcionamiento hasta que no esté completamente llena.

cuida-en-la-lavanderia

  • El lavado de ropa representa el 20% del consumo de agua dentro de la casa.
  • Cuando uses la lavadora, refriega a mano las partes muy sucias de las prendas, así evitarás dobles o triples lavados.
  • Elige modelos de lavadoras de bajo consumo, ya que permiten reducir 12 mil litros de agua en promedio al año.
  • Si lavas a mano, usa un balde con agua y detergente para jabonar, y luego escurre las prendas al máximo antes de enjuagarlas con poca agua.
  • Usa el agua del remojo de la ropa para limpiar los pisos de la casa.
  • Si el agua del enjuague nal no contiene detergente, puedes reutilizarla para regar plantas o limpiar pisos.

En el riego

Una manguera abierta en un jardín puede llegar a derrochar unos 700 litros por hora.

cuida-en-el-riego

  • Utiliza dispositivos para regular el ujo de agua en la manguera.
  • Si cubres el suelo del jardín con hojas o tierra de hoja, podrás mantener mejor la humedad.
  • Evita el riego en las horas de más calor, ya que las pérdidas son mayores por evaporación. Riega muy temprano o por la noche.
  • Detecta y repara las fugas en los sistemas de riego del jardín.
  • Es preferible regar varias veces poco tiempo que regar el jardín de una sola vez.
  • Deja un plato bajo de las especies en maceteros, así podrás retener el agua sobrante del riego.
  • Selecciona bien las plantas o pastos, previendo la economía del agua. Existen variedades nativas que requieren de poco riego.
  • No cortes el pasto a muy baja altura, ya que si está más largo, sus raíces aprovecharán mejor el agua. Evita el abuso de fertilizantes, éstos aumentan los requerimientos de agua.
  • No fertilices el pasto, ya que mientras más crece necesita mayor riego.

En tu casa

Inculca la cultura de la prevención y cuidado permanete del agua.

cuida-en-tu-casa

  • Aprende a leer tu medidor de agua y anota la cantidad que usas cada semana, así podrás medir tu consumo.
  • Inspecciona todas las instalaciones de tu casa en forma periódica.
  • Incorpora a tu familia y especialmente a tus hijos en el uso responsable del agua en tu casa.
  • Si sales de casa o departamento por más de un día, cierra la llave de paso, que se encuentra junto al medidor.
  • Revisa periódicamente las llaves del agua y las tuberías de tu casa, para evitar fugas.
  • Comprueba que tu vivienda no tenga pérdidas o fugas. En caso de detectar alguna avería repárala cuanto antes.
  • No dejes las llaves de tu casa goteando y vigila que siempre queden bien cerradas después de usarlas.
  • No es necesario cambiar el agua de la piscina siempre que esté verde o turbia: puede ser clarificarla con un equipo portátil y los productos químicos apropiados.
  • Es preferible que lleves tu auto a un autolavado. Éste consume entre 20 y 35 litros de agua, que normalmente se reutilizan luego de un sencillo proceso de depuración.